Lo que en un momento nos parece perfecto, con el paso del tiempo, puede no serlo. Quizá entendamos que no era tan perfecto, y aunque lo hemos perdido, nadie dice que no podamos volver a encontrarlo, o incluso encontrar algo mejor.


Seguidores

lunes, 7 de octubre de 2013

Finales inevitables.



Relación dañina, autodestructiva. Reacciones impulsivas que te hacen estar en lo más alto o caer en picado. Sentimientos descontrolados. Celos exagerados. Peleas sin solución, lágrimas inútiles y desilusiones continuas. Vivir esquivando miradas y callando palabras. El orgullo que está siempre por encima de todo. Imposible mirar atrás cuando todo está tan destrozado. Esos recuerdos que rozan el alma al pensar que no se repetirán. Lazos rotos que posiblemente no se volverán a unir. Finales inesperados y también indeseados pero al mismo tiempo inevitables.