Lo que en un momento nos parece perfecto, con el paso del tiempo, puede no serlo. Quizá entendamos que no era tan perfecto, y aunque lo hemos perdido, nadie dice que no podamos volver a encontrarlo, o incluso encontrar algo mejor.


Seguidores

sábado, 13 de abril de 2013

Millones de fallos


He cometido millones de errores. He juzgado sin conocer. Incluso he mentido y ocultado. He discutido con personas importantes para mi, aun sin llevar la razón. He intentado evitar enfrentarme a los problemas. He dejado pasar oportunidades. A veces, he metido tanto la pata que he hecho mucho daño a personas que quiero. Es cierto, yo nunca he podido ponerme de ejemplo, por que puede que nunca haya hecho las cosas bien en mi vida. Pero puedo decir una cosa que puede que sirva para algo. Cada fallo que he cometido, es una lección. Cada vez que me he hundido, me ha servido de trampolín para volver a intentarlo. Cada vez que he hecho daño, mi orgullo se ha esfumado y no me ha costado pedir perdón. Aprendí en su día, a no encariñarme con las piedras de mi camino. Ahora llevo rodilleras para cuando me empujen y caiga al suelo, que no me duela tanto.