Lo que en un momento nos parece perfecto, con el paso del tiempo, puede no serlo. Quizá entendamos que no era tan perfecto, y aunque lo hemos perdido, nadie dice que no podamos volver a encontrarlo, o incluso encontrar algo mejor.


Seguidores

domingo, 4 de septiembre de 2011

La noche en la que volvimos a ilusionarnos

Fue una noche de promesas, de volver a ilusionarnos, de querernos como el primer día. Lo se por que cuando nos besábamos parecía que estábamos solos y estábamos rodeados de gente, por todo lo que me dijiste, por que aunque todo estuviese oscuro no podía dejar de mirarte y por que nunca había visto una luna tan bonita como la de aquella noche. La noche en la que cuando llegue a mi casa y me tumbe en mi cama y me puse a pensar me di cuenta que él es el que me alegra los días, el que consigue sacarme las sonrisas por muy mal que esté. El que con sus besos me hace la más feliz y me lleva a las estrellas. El único que me hace feliz en este mundo. El que me dice siempre la verdad aunque duela. El que me ha demostrado que existe el amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario