Lo que en un momento nos parece perfecto, con el paso del tiempo, puede no serlo. Quizá entendamos que no era tan perfecto, y aunque lo hemos perdido, nadie dice que no podamos volver a encontrarlo, o incluso encontrar algo mejor.


Seguidores

miércoles, 29 de junio de 2011

Momentos fugaces

Un día apareciste en mi vida, sin más. Y sin darme cuenta, en poco tiempo me enamoré, empecé a soñar contigo, me fui haciendo adicta a tus caricias, a tus besos, a tus abrazos, en general, me hice adicta a tí. Pero todo eso duró poco, cuando ya pensaba que nada podía ir mejor, cuando me hiciste ser la niña más feliz del mundo, cuando ya no imaginaba que nadie ni nada podía estropearlo, desapareciste. Te fuiste sin saber que dejaste un vacío muy grande, sin saber lo importante que eras para mi. Y ahí fue donde me di cuenta, que la felicidad en mi vida, va y viene, que va por rachas, y esas rachas a veces duran más, otras veces duran menos y otras simplemente son momentos, momentos fugaces, que pasan rápido, pero que pueden alegrarte un mal día.

1 comentario:

  1. Si, se lo que es pasar por eso, la felicidad va y viene, pero mientras dura es mágica y no paras de sonreír...
    :) :D :)

    ResponderEliminar