Lo que en un momento nos parece perfecto, con el paso del tiempo, puede no serlo. Quizá entendamos que no era tan perfecto, y aunque lo hemos perdido, nadie dice que no podamos volver a encontrarlo, o incluso encontrar algo mejor.


Seguidores

martes, 8 de febrero de 2011

..


Esa estúpida obsesión con ser perfecta, que me esta matando por dentro, que no aguanto, que cada segundo que pasa hace que me odie un poco más. Yo nunca he llamado la atención de los demás ni por guapa, ni por buenas notas, ni por responsable, ni por graciosa, ni por tener un cuerpo bonito, ni por nada bueno, nunca llame la atención. Siempre me empeño en hacerlo todo bien, en intentar no equivocarme, pero cada vez me salen peor las cosas. A veces me paro a pensar, que muchas de las tareas que hago a diario no las hago por que me gustan, simplemente las hago para contentar a los demás, y que se sientan orgullosos de mi. Poco a poco me doy cuenta que es como si necesitase la aprobación de los demás para ser feliz y eso no puede ser. Debo poner fin a esto. Espero que si alguien lee esto y siente algo parecido a lo que siento yo en estos momentos se de cuenta de las cosas, al igual que me he dado cuenta yo, no debo odiarme por ser diferente ni por no destacar en nada, debo aceptarlo y no necesitar a los demás para sonreir por las mañanas ni para vivir, debo hacer las cosas por que yo lo desee y no para que me quieran los demás. No esta bien intentar ser otra persona, porque la vida es demasiado corta como para ser dos personas a la vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario