Lo que en un momento nos parece perfecto, con el paso del tiempo, puede no serlo. Quizá entendamos que no era tan perfecto, y aunque lo hemos perdido, nadie dice que no podamos volver a encontrarlo, o incluso encontrar algo mejor.


Seguidores

miércoles, 26 de enero de 2011

No quiero

No. No quiero. No quiero que vuelvas, ni que me saludes, ni que me mires, y tampoco quiero que me sonrías. No quiero verte. No quiero que me toques. No quiero cruzarme contigo, ni más esperanzas, ni más casualidades. No quiero que me hables. No quiero discutir, ni enfadarme contigo. No quiero que te acerques a mi. No quiero que te rías con mis tonterías, ni que intentes hacerme reír con las tuyas. No quiero estar ni un segundo contigo, ni necesito nada de ti. Formas parte de mi pasado. No quiero tenerte cerca. No quiero volver a caer. Me niego a volver a equivocarme. No quiero más mentiras, ni más promesas, ni más llamadas de teléfono solo para oír tu voz y poder dormir tranquila. Solo quiero que estés bien, pero no conmigo, quiero pasar por tu lado y no mirarte, porque no quiero que me importes, aunque hayas sido lo mejor que me ha pasado en la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario