Lo que en un momento nos parece perfecto, con el paso del tiempo, puede no serlo. Quizá entendamos que no era tan perfecto, y aunque lo hemos perdido, nadie dice que no podamos volver a encontrarlo, o incluso encontrar algo mejor.


Seguidores

jueves, 30 de diciembre de 2010

tengo ganas de tí

Siempre he tenido ganas de ti.
Tengo ganas de ti.
Por todo lo que he imaginado, soñado, deseado.
Tengo ganas de ti.
Por lo que sé y aun más por lo que no sé.
Tengo ganas de ti.
Por ese beso que aun no te he dado.
Tengo ganas de ti.
Por todo mi amor que nunca te he entregado.
Tengo ganas de ti aunque nunca te he probado.
Tengo ganas de ti, de ti entero.
D tus errores, de tus éxitos, de tus equivocaciones, de tus dolores, de tus simples incertidumbres, de los pensamientos que has tenido y de los que espero que hayas olvidado, de los pensamientos que aun no tienes.
Tengo ganas de ti.
Tengo tantas ganas de ti que nada me basta.
Tengo ganas de ti y no sé ni siquiera por qué.
TENGO GANAS DE TI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario